Articulos‎ > ‎

Comunicados


Del Hecho Al Dicho: Síndrome de Stevens Johnson

publicado a la‎(s)‎ 10 abr. 2011 9:40 por Veronica Ferreyro   [ actualizado el 21 abr. 2011 20:26 ]

Del Hecho Al Dicho: Síndrome de Stevens Johnson. Cuadro severo que afecta piel y mucosas, además de otros órganos internos, y que se manifiesta con lesiones en zonas genitales, bucales y cutáneas. Usualmente ocurre después de cierto tipo de infecciones, o secundario a la ingestión de medicamentos como sulfas, penicilinas, anticonvulsionantes (Difenilhidantoina, carbamacepina y lamotrigina), barbitúricos y derivados de la butazona.

La información anterior corresponde a un cuadro médico que llega a presentarse, entre otras condiciones, en un paciente que toma lamotrigina. De igual manera puede ser secundario al uso de otros medicamentos; en lo personal tuve la experiencia tiempo atrás con una paciente mía a quien prescribí difenilhidantoina para manejo de crisis convulsivas. El aspecto de la piel es impresionante, pero de ninguna manera puede hablarse de error en el diagnóstico, en la administración del medicamento, o cosa parecida. Es parte de los gajes del oficio de ser médico.

Hago referencia puntual a ello, pues en días pasados se publicó una nota periodística que de alguna manera insinúa que hay responsabilidad profesional donde no la hay. Un niño presenta un cuadro neurológico, el médico tratante con base en su experiencia indica lamotrigina, y a la vuelta de días aparecen lesiones sugestivas de Síndrome de Stevens Johnson, según señalan las fotografías publicadas junto con la nota. Es una situación fortuita, y de ninguna manera implica que el médico actuó mal, con impericia, o mucho menos, de manera negligente.

Ser médico en nuestros tiempos se antoja casi una locura. Por una parte la retribución económica que recibe el profesional por su trabajo queda cada vez más por debajo de lo que implica, primero el desgaste físico y emocional, y segundo, prepararse y mantenerse actualizado. La ciencia avanza vertiginosamente, el galeno requiere estar a la altura de dichos avances, y en general habrá de pagar de su bolsillo los gastos de la actualización. Entre el gremio médico en la red circula un texto trágico; análisis simplón pero no tan ajeno a la verdad, que concluye que al final del día un lavacoches o hasta ciertos pedigüeños podrán haber tenido ingresos superiores a los que obtiene un médico institucional por su día de trabajo, sin considerar por cierto, el grado de estrés o desgaste físico que la atención a pacientes lleva implícita.

Un elemento novedoso que se agrega a la cohorte de riesgos de ejercer la Medicina en México, es que en la actualidad se corre un peligro adicional en los servicios de urgencias o quirófanos a donde van a dar heridos provenientes de conflictos armados. Llegan los contrarios a rematar al lesionado; el grupo de delincuentes amenaza al médico con matarlo si no salva al herido; el médico es obligado por la fuerza a acudir a una casa de seguridad a brindar asistencia médica. O el médico es secuestrado y muerto, como acaba de ocurrir en Ciudad Juárez con un ortopedista de gran trayectoria en la entidad, ciudadano productivo, padre ejemplar, excelente amigo, quien a partir de ahora es parte de la estadística: Levantado al salir de su sitio de trabajo, torturado y muerto... ¡Ah! Y hay que incluir también a los médicos que son confundidos con delincuentes y abatidos por las fuerzas de seguridad pública, que luego salen con un "usted disculpe", como recién sucedió con un médico nayarita abatido al habérsele confundido con delincuente.

Vivimos en tiempos en los cuales todo tiende a girar en torno al dinero y a las apariencias. En este contexto se transforma en negligencia médica un efecto indeseable de un medicamento, con el afán de obtener ganancias económicas. Hay personajes turbios que viven de fabricar responsabilidades legales donde no hay más que situaciones fortuitas, tantas veces embaucando al paciente o a sus familiares en el pago de honorarios para la atención de un caso legal que en realidad no tiene sustentación. Pero eso sí, el perjuicio provocado por la acusación en la carrera del médico ahí queda.

Una cosa es la negligencia; otra los efectos indeseables de un tratamiento. Una cosa es obrar de mala fe, otra es, como humano, no tener la capacidad de un dios para adivinar qué podrá presentarse más delante. En casos donde el médico puede cometer un error de apreciación al elaborar un diagnóstico, una cosa es el error, y otra muy distinta el dolo. Hablando específicamente de casos de equívoco, resulta absurdo que la sociedad tolere desaciertos en todo tipo de carreras u oficios, excepto en lo médico.

Dice el refrán popular que del dicho al hecho hay mucho trecho: Igual opera en sentido contrario, del hecho al dicho, el trecho es grande, y se aborda con estricto apego a la verdad. Es de elemental justicia recordarlo.

---

Fecha: 12 de diciembre de 2010
Fuente: El Siglo de Torreón
Informe: Dra. Ma del Carmen Maqueo

2 casos mensuales de intoxicación por automedicación

publicado a la‎(s)‎ 10 abr. 2011 9:20 por Veronica Ferreyro

Reynosa, Tamaulipas.-El objetivo de que se niegue la compra de medicamentos sin receta, aseguran, es la automedicación y evitar con ello que el cuerpo reaccione de forma negativa por el suministro de fármacos; en Reynosa las intoxicaciones por automedicación son común y se estima que al menos 2 casos de estos se presentan cada mes en la Cruz Roja.

El doctor Erick Ríos, quien atiende el turno matutino, explicó que muchas de las personas que van a dar a la Cruz Roja presentan alergias luego de haber recibido medicamento recomendado por los vecinos o los propios padres de familia y en algunos casos, dijo, se presentan con espasmo traqueal, es decir, que se les cierra la tráquea y obstruye la respiración.

“Más o menos al mes se ven dos casos por automedicación, los casos más comunes que se presentan son por antibióticos, antiinflamatorios que pueden ocasionar reacciones alérgicas”, refiere.

Dijo que entre los síntomas más frecuentes con los que se presentan estas personas que se automedicaron esta la urticaria, sensación de falta de aire o sensación de que se cierra la garganta, en los casos más graves que es el síndrome de Stevens Johnson en las que dependiendo de la gravedad hay necesidad de entubar.

El síndrome de Stevens-Johnson (SSJ) es un síndrome de hipersensibilidad que inicia abruptamente con fiebre alta, postración, erupción cutánea, compromiso de mucosas (por lo menos dos áreas). Presenta una letalidad del 5 al 10%. Está asociado por lo general a medicamentos, aunque también a infecciones.

Finalmente el Dr. Ríos dijo que a su parecer todos los medicamentos deberían de ser vendidos solo bajo receta médica ya que muchos de los antigripales pueden causar problemas en la salud, por lo que respaldó esta nueva disposición, pero reconoció que el mercado negro de medicamentos también se incrementará.

---

Fecha: 25 Ago 2010(15:50:33)
Fuente: EnLíneaDIRECTA
Informa: Anabel Rocha García

Sanidad alerta de posibles reacciones cutáneas graves por un antirretroviral

publicado a la‎(s)‎ 2 nov. 2009 13:59 por Veronica Ferreyro

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha alertado a los profesionales sanitarios tras la notificación de algunos casos de reacciones cutáneas y de hipersensibilidad graves asociados al uso del medicamento 'Intelence' (etravirina).

   Este medicamento, comercializado por Jannssen-Cilag, es un medicamento antirretroviral, perteneciente al grupo de los inhibidores de transcriptasa inversa no análogos de nucleósido, autorizado en Europa en agosto de 2008. Está indicado, administrado conjuntamente con un inhibidor de la proteasa potenciado y con otros medicamentos antirretrovirales, en el tratamiento de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana de tipo 1 (VIH-1), en pacientes adultos previamente tratados con antirretrovirales.

   Recientemente se han notificado, asociados al uso de etravirina, casos de síndrome de hipersensibilidad grave, incluyendo síndrome DRESS y casos de necrólisis epidérmica tóxica, algunos de ellos mortales. También se han observado algunos casos de síndrome de Stevens-Johnson y eritema multiforme.

   En España el Sistema Español de Farmacovigilancia ha recibido 25 notificaciones de sospechas de reacciones adversas, de las cuales 15 incluían reacciones cutáneas o de hipersensibilidad (8 se consideraron graves). Ninguno de estos casos incluía necrólisis epidérmica tóxica o DRESS.

   Las reacciones cutáneas constituyen uno de los tipos de reacción adversa observado con más frecuencia en los ensayos clínicos con etravirina. No obstante, la mayoría de ellas fueron leves o moderadas, ocurriendo principalmente a lo largo de la segunda semana de tratamiento.

   Debido a la importancia de estas reacciones adversas, la AEMPS ha decidido actualizar la ficha técnica de 'Intelence' para recomendar que, ante la sospecha de un cuadro grave de exantema o de reacción de hipersensibilidad se interrumpa inmediatamente el tratamiento  ya que un retraso "puede provocar una reacción que ponga en riesgo la vida".

   Asimismo, en la nueva ficha técnica que apunta que "los pacientes que han suspendido el tratamiento debido a reacciones de hipersensibilidad no deben reiniciar el tratamiento con 'Intelence', y que se debe advertir a los pacientes que acudan al médico en el caso de aparición de erupción grave o reacciones de hipersensibilidad.

   Igualmente, Jannssen-Cilag, titular de la autorización de comercialización, ha enviado una comunicación a los profesionales sanitarios sobre este asunto.


Fecha: 21 Oct 2009
Fuente: EUROPA PRESS

  


Abuso de cocaína: manifestaciones dermatológicas y terapéutica

publicado a la‎(s)‎ 30 oct. 2009 20:52 por Veronica Ferreyro

El consumo de cocaína ha sido asociado a numerosas manifestaciones cutáneas, incluyendo pseudovasculitis, urticaria vasculitis, vasculitis de Churg-Strauss, fenómeno de Raynaud, vasculitis granulomatosa necrotizante, vasculitis de Schölein- Henoch, púrpura palpable, pustulosis exantemática generalizada aguda, y vasculitis necrotizante.  El consumo de cocaína también se asoció con Síndrome de Stevens-Johnson, enfermedad de Buerger, crisis hipertensiva, infarto agudo de miocardio, accidentes cerebro vasculares, y arritmia ventricular. 

La cocaína puede causar hipertermia interna, y fatalidades cuando no se puede ajustar la temperatura.  Como las anfetaminas, la cocaína es un estimulante; se la ha asociado con incremento del metabolismo y dramática pérdida de peso, especialmente en modelos animales.  Las personas adictas a cocaína que son propensas a psicosis inducidas por cocaína tienen un índice de masa corporal bajo.  Varias condiciones psiquiátricas están asociadas con abuso de cocaína; una de la más comunes es la parasitosis delirante (sentir que insectos caminar debajo de la piel).

Debido a que el uso de drogas ilícitas causan varias manifestaciones cutáneas, debería considerarse la posibilidad de erupciones inducidas por sustancias ilícitas en pacientes con comportamiento extraño o lábil, signos de delirio u otras condiciones psiquiátricas.

No obstante, no se deben excluir completamente otras causas de manifestaciones cutáneas, aún cuando se encuentren sustancias ilícitas durante el screening.  Un test positivo para drogas no siempre indica la causa de lesiones cutáneas concurrentes.

Paciente 1:

Mujer de 37 años, angustiada, ansiosa, de llanto fácil, que presentaba hace 3 meses lesiones rojas que involucraban primeramente los brazos y luego se extendieron a piernas y tronco.  Había recibido tratamientos odontológicos por caries desde el inicio de la erupción cutánea.  La paciente refería pérdida de peso inexplicable en 3 meses.  Cuando aparecieron las primeras lesiones la paciente consultó y fue tratada como escabiosis con permetrina al igual que su familia, pero no mejoró.  Durante el exámen la paciente no presentaba delirios pero comentó que los “insectos” podrían ser causa de su rash y describió que “cosas blancas” emergerían de su piel y ella las cepillaba.

El exámen físico mostró numerosas pápulas eritematosas escoriadas algunas con costras en área tibial, muslos y antebrazos, la paciente presentaba caries.

El test de orina fue positivo para benzolecgonine, un metabolito de la cocaína.  El resto del laboratorio era normal.  Se envió al psiquiatra para su evaluación.  Durante la evaluación, se le informó del test positivo para cocaína, y ella negó el uso de cocaína y otras sustancias.


Fig 1. El exámen físico mostró numerosas pápulas eritematosas escoriadas algunas con costras en área tibial, paciente 1



Fig 2: Dientes traumatizados y caries, paciente 1

Paciente 2:

Hombre de 39 años (esposo de paciente 1) que presentó una erupción cutánea pruriginosa que comenzó en los brazos 3 meses antes, el paciente presentó pérdida de peso inexplicable en ese mismo periodo de tiempo.

Ambos, marido y mujer habían sido evaluados por varios médicos y dermatólogos.  La biopsia reveló injuria cutánea pero no se evidenciaron parásitos.  El paciente describía que una sustancia blanca salía de las lesiones pruriginosas “como una larva” y que se movía periódicamente.  Cuándo se le preguntó sobre uso de sustancias, negó el consumo de anfetaminas, cocaína, alcohol, u otras drogas ilícitas.

El exámen físico mostró pápulas eritematosas y escoriadas en los brazos, piernas, parte anterior de tronco y glúteos.

Su dentición estaba relativamente intacta.  El test de orina fue positivo para cocaína.  El resto del laboratorio fue normal.  El test de HIV fue negativo.

En la visita siguiente se le informó el resultado positivo del test urinario para cocaína.  El negó el uso de cocaína y de otras drogas.  El paciente se envió al psiquiatra y se perdió en el seguimiento.


Fig 3.A Numerosas pápulas eritematosas escoriadas con costras en extremidades superiores (paciente 2). B Pápulas escoriadas en mano izquierda



Fig 4. Escoriaciones eritematosas con costras en parte anterior de muslo

Desde el año 1980, el abuso de cocaína ha alcanzado nuevamente niveles epidémicos.  Se ha estimado que el número de consumidores de cocaína en Estados Unidos es 1.3 millones, más de 5 veces del número de personas adictas a heroína.

Psicología del uso de cocaína

Estudios animales ofrecen un mejor entendimiento del uso compulsivo de cocaína.  En un estudio de primates con acceso ilimitado a cocaína pulsaban un bar para que liberara una dosis intravenosa de la droga.  Estos monos perdían el interés en todo, incluyendo la nutrición y la reproducción, y presionaban el bar continuamente hasta que morían de status epiléptico.  Se ha demostrado que los primates presionarían el bar 12.800 veces por una dosis simple de cocaína.  Otros trabajaban continuamente por cocaína en vez de comida.  Los primates preferían recibir un shock eléctrico con una gran dosis de cocaína cuándo podían haber recibido una dosis menor sin shock. Este comportamiento compulsivo era independiente de los desórdenes de la personalidad o estrés situacional, y algunos autores piensan que los humanos tendrían un comportamiento similar  si tuvieran acceso ilimitado a cocaína.  El uso de estimulantes como la cocaína se han relacionado con psicosis paranoide, similar a la esquizofrenia paranoide aguda.  Los individuos que han consumido cocaína experiencian alucinaciones táctiles 21% todo el tiempo.

La cocaína está asociada con muchas condiciones dermatológicas (tabla 1).  Además de las manifestaciones cutáneas también afecta múltiples órganos y se la implica con la salud materno-fetal.

Las manifestaciones psiquiátricas de la cocaína son comunes.  Cuando se sospecha el uso de cocaína, se debe realizar screening de la droga y una consulta psiquiátrica.  Algunos autores han reportado que el uso de cocaína se asocia con delirios de parasitosis.  En el caso de los pacientes estudiados en éste articulo ambos pacientes referían que salían cosas blancas de la piel.  Esto representa un delirio del esposo y su mujer que consumían cocaína.  El diagnóstico final era delirio de parasitosis y escoriaciones secundarias por injuria de la piel auto-inducida.

Diagnóstico del uso de cocaína

Aunque el uso de cocaína tiene muchos hallazgos característicos, no tiene signos ni síntomas patognomónicos.  Por lo tanto, los pacientes con manifestaciones dermatológicas y otros hallazgos relacionados con el uso de cocaína tienen amplios diagnósticos diferenciales.

No existen políticas estándar para tomar el consentimiento informado antes de realizar el test de uso de cocaína.  Ante circunstancias en dónde se sospecha el uso de cocaína, se le ofrece al paciente el screening para “toxinas” o “sustancias” que podrían contribuir a la condición.

El laboratorio de toxicología (tests) provee información que apoya o refuta el diagnóstico de abuso a cocaína.  Las muestras más comúnmente usadas para el screening de drogas son la orina y el plasma, la cocaína y benzoylecgonine se aislan por cromatografía/espectrometría.   El benzoylecgonine puede detectarse en orina por 3 días luego de la administración de cocaína.  La cocaína y sus metabolitos se eliminan rápidamente de la sangre; la concentración en plasma hace su pico 1 hora luego de la administración, y el tiempo de vida media de eliminación es de 3.6 horas.  No obstante, si benzoylecgonine se encuentra en plasma, puede servir como marcador de intervalo de tiempo desde la exposición.

¿Qué aporta éste artículo a la práctica dermatológica?

La cocaína está asociada con numerosas condiciones cutáneas, incluyendo varios tipos de vasculitis, púrpura, urticaria, delirio de parasitosis, y erupciones cutáneas no descriptas.  La cocaína también se asocia con incremento de calor interno y pérdida dramática de peso, especialmente en modelos animales.  Otras experiencias comunes incluyen dificultad para dormir, somnolencia diurna y fatiga.  Es importante la consulta y seguimiento psiquiátrico.

Tabla 1. Manifestaciones dermatológicas del uso de cocaína

Manifestaciones

Referencias

Necrosis cutánea aguda multifocal Hoeger y col
Pustulosis exantemática generalizada aguda Lu y High
Necrosis grasa del recién nacido Carracio y col
Fibrosis cutánea Kircik y col
Ulceras cutáneas crónicas Abidin y col
Esclerodermia Kerr y Attoussi
Enfermedad bullosa relacionada a cocaína Tomecki y Wikas
Delirio de parasitosis Elpern
Perforación del septum nasal Blanksma y Brand
Perforación palatina Sastry y col
Caries dentarias Blanksma y Brand
Ampollas orales Faruque y col
Pseudosvasculitis Friedman y Wolfsthal
Enfermedad de Buerger Marder y Mellinghoff
Urticaria vasculitis Hofbauer y col
Síndrome de Steven-Johnson Hofbauer y col
Granuloma destructivo de la línea media Sittel y Eckel, Sevinsky y col
Daggett y col
Becker y Hill 
Vasculitis de Churg- Strauss Orriols y col
Fenómeno de Raynaud Noel y Balbir-Gurman y col
Vasculitis necrotizante granulomatosa Gertner y Hamlar
Vasculitis de Schölein-Henoch Brust
Púrpura palpable Brust
Vasculitis necrotizante Brust


♦ Comentario y resúmen objetivo: Dra. Geraldina Rodriguez Rivello



Reporte: Dres. J. Brewer, A. Meve, J. Bostwick, K. Hamacher, M. Pittelkow
Fuente: Journal of the American Academy of Dermatology , Vol 59 , Issue 3 , Pag 483 - 487

Pierde Tamiflu batalla contra la gripe; recomiendan en EU uso de rimantadina

publicado a la‎(s)‎ 17 sept. 2009 20:40 por Veronica Ferreyro   [ actualizado el 17 sept. 2009 20:43 ]

En una temporada de gripe normal, circulan tres cepas llamadas H1N1, H3N2 e influenza B. La gripe causa la muerte de unos 36 mil estadounidenses en un año promedio.

WASHINGTON.-- Una cepa común de influenza que está circulando este año en Estados Unidos es resistente al Tamiflu, el medicamento más popular para tratar la gripe, indicaron el viernes funcionarios de salud.

La situación implica poco riesgo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), dado que el Tamiflu sólo se usa en una minoría de los casos. Se aconseja a los médicos emplear el fármaco más antiguo Relenza, o rimantadina.

Cuarenta y nueve de 50 muestras analizadas presentaron resistencia al Tamiflu, pese a que pudieron ser tratadas con otras medicinas para la gripe, indicaron los CDC en un aviso especial a los médicos.

"Aún es muy temprano en la temporada (de gripe boreal). Hay muy poca influenza dando vueltas", dijo a periodistas la doctora Julie Gerberding, directora de los CDC, en conferencia telefónica.

"Esto probablemente no vaya a afectar a muchas personas porque nosotros no usamos muchos fármacos antivirales en nuestro país", señaló Gerberding. Y agregó: "La mayoría de las personas con influenza no recibe ningún tratamiento".

En una temporada de gripe normal, circulan tres cepas llamadas H1N1, H3N2 e influenza B. La gripe causa la muerte de unos 36.000 estadounidenses en un año promedio.

La cepa de la que están apareciendo muestras resistentes es la H1N1, indicó Gerberding, y proviene en su mayor parte de Hawái, Massachusetts y Texas, los estados con la mayor cantidad de casos de influenza.

El año pasado, apenas menos del 11 por ciento de las muestras de H1N1 evaluadas presentaron resistencia al Tamiflu.

El fármaco, conocido genéricamente como oseltamivir y fabricado por Roche AG y Gilead Sciences Inc., puede tanto prevenir como tratar la gripe si se administra lo suficientemente rápido.

Un medicamento similar es Relenza, o zanamivir, desarrollado por GlaxoSmithKline bajo licencia de la australiana Biota Inc..

Los CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están preocupados por la amenaza de que se genere una nueva y letal cepa de gripe que dispare una pandemia mundial. No obstante, los CDC creen que esta temporada de influenza en Estados Unidos será leve.



Fecha: 19 Diciembre 2008
Fuente: Milenio.com
Reporta: Reuters

Premiado un estudio sobre oftalmología realizado en el Hospital de Navarra

publicado a la‎(s)‎ 2 sept. 2009 15:13 por Veronica Ferreyro

Pamplona, 29 oct (EFE).- Un trabajo del equipo de especialistas del servicio de Oftalmología del Hospital de Navarra ha resultado ganador del segundo premio en el III Certamen de Casos Clínicos en Superficie Ocular celebrado durante el 85 congreso de la Sociedad Española de Oftalmología que tuvo lugar recientemente en Santander.

La autora principal del trabajo, que se presentó bajo el título "Manejo de las complicaciones crónicas en el síndrome de Stevens-Johnson", es la doctora Lara Berástegui y figuran como coautores los especialistas José Andonegui, Miren Aranguren, Arturo Rodríguez y Ane Zurutuza, todos ellos del servicio de Oftalmología del Hospital de Navarra, según informa el Gobierno de Navarra en una nota.

El síndrome de Stevens-Johnson es una enfermedad sistémica (involucra varios órganos a la vez o todo el cuerpo) consistente en una reacción inflamatoria que se caracteriza por una importante afectación de las mucosas y la piel (boca, ojos?), manifestada entre otros aspectos por la aparición de lesiones en forma de ampollas.

En el momento agudo de afección es muy peligrosa, llegando incluso a ser mortal, y si se cura puede dejar importantes secuelas tales como cicatrices en algunas partes del cuerpo o afecciones crónicas de los ojos (sequedad severa, fotofobia, lesiones por el roce de las pestañas dado que los párpados se vuelven hacia dentro del globo ocular, entre otras) que afectan severamente la calidad de vida del paciente.

El trabajo presenta el caso clínico de una persona afectada de este síndrome por la reacción alérgica a un fármaco y cómo se trataron sus secuelas oculares después del momento agudo, utilizando algunas técnicas como lágrimas artificiales hechas a partir de su propia sangre o lentillas especiales para mantener la lubricación ocular.

Según los especialistas, como último recurso en este tipo de casos se puede utilizar también la cirugía, concretamente el trasplante de córnea, pero se trata de un tratamiento con alto riesgo de rechazo. EFE



Fecha: 29 octubre 2009
Fuente: www.abc.es
Reportaje: EFE

Algunas enfermedades se diagnostican mal como trastorno bipolar

publicado a la‎(s)‎ 14 ago. 2009 13:25 por Veronica Ferreyro

NUEVA YORK (Reuters Health) - Un estudio publicado el año pasado sugirió que el trastorno bipolar estaría sobrediagnosticado en las personas que consultan por algún problema mental. Ahora, una investigación explica qué condiciones tendrían realmente esos pacientes.

El trastorno bipolar, o depresión maníaca, provoca cambios extremos del estado anímico que van desde la depresión discapacitante hasta la euforia descontrolada. En el estudio original del 2008, los autores, de la Escuela de Medicina de la Brown University, hallaron que de 145 adultos que dijeron que les habían diagnosticado bipolaridad, 82 (el 57 por ciento) resultaron no tener ese trastorno tras realizar una entrevista diagnóstica exhaustiva.

En el nuevo estudio, publicado en Journal of Clinical Psychiatry, los autores usaron entrevistas similares para identificar los trastornos que afectarían a esos 82 pacientes. Hallaron que casi la mitad padecía depresión, mientras que a entre un cuarto y un tercio se le diagnosticó personalidad fronteriza, estrés postraumático, ansiedad generalizada y fobia social.

Tras compararlos con otros 528 pacientes psiquiátricos, a los que nunca se les había diagnosticado bipolaridad, hallaron que el primer grupo era cuatro veces más propenso a tener personalidad fronteriza.Ese grupo era también un 70 por ciento más propenso a tener depresión y tenía el doble de probabilidades de padecer estrés postraumático.Algunos de los otros diagnósticos eran menos frecuentes, pero aún excesivos entre los pacientes con un diagnóstico previo de trastorno bipolar, como el caso de la personalidad antisocial y el trastorno del control de los impulsos.

El sobrediagnóstico del trastorno bipolar es preocupante, en parte porque suele tratarse con fármacos estabilizantes del ánimo, que tienen efectos adversos sobre los riñones, el hígado y los sistemas metabólico e inmunológico, explicó el autor principal del estudio, doctor Mark Zimmerman, profesor asociado en Brown y director de psiquiatría ambulatoria en el Hospital de Rhode Island. Asimismo, Zimmerman dijo a Reuters Health que el sobrediagnóstico significa que algunos pacientes no están recibiendo la atención adecuada para sus problemas reales.

El trastorno bipolar comparte algunas características con otras enfermedades psiquiátricas. El trastorno de personalidad fronteriza, por ejemplo, incluye inestabilidad anímica, conducta impulsiva y problemas para relacionarse con otras personas. Pero el equipo de Zimmerman sospecha que algunos médicos están sobrediagnosticando la bipolaridad porque, a diferencia de otras causas de alteración anímica, cuenta con terapias efectivas.

No existen medicamentos aprobados específicamente para, por ejemplo, la personalidad fronteriza o "borderline", pero los estudios disponibles sugieren que alguna forma de "terapia hablada" es efectiva. "Los médicos suelen diagnosticar trastornos con cuyos tratamientos se sienten más cómodos", explicó Zimmerman. "La creciente disponibilidad de los fármacos aprobados para el tratamiento del trastorno bipolar influiría en la decisión médica ante la inseguridad de si un paciente tiene o no trastorno bipolar o personalidad borderline para errar en favor de una condición que sólo responde a fármacos", agregó.

A la vez, el marketing de la industria farmacológica refuerza ese "sesgo", dijo Zimmerman, al resaltar ciertos estudios que habían sugerido que el trastorno bipolar pasa inadvertido en muchas personas.



FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, online 28 de julio del 2009

Antivíricos en la gripe: entre la incertidumbre y la urgencia de la pandemia por el nuevo virus A/H1N1

publicado a la‎(s)‎ 24 jul. 2009 14:32 por Veronica Ferreyro   [ actualizado el 26 jul. 2009 8:52 ]

La epidemia reciente por el virus de la gripe A/H1N1 2009 ha puesto al mundo en alerta. De manera análoga a recientes ocasiones de alerta por supuesta pandemia, como fue el caso de la gripe aviaria o el SARS, se han puesto en marcha mecanismos de vigilancia global de salud pública, con importante presencia en los medios de comunicación. Los casos aparecidos en las
primeras semanas han sido leves y de evolución favorable. Las cifras de letalidad no son fiables, porque no se puede conocer el verdadero número de afectados, en gran parte porque el cuadro clínico ha sido muy leve. Ni tan sólo se sabe si hay casos “subclínicos”. Sin embargo, no se puede descartar que una mutación dé lugar a formas clínicas más graves. En resumen, la situación no es grave, pero hay incertidumbre sobre la posible evolución de la enfermedad en términos de diseminación, gravedad clínica, factores de riesgo y posibles medidas de prevención y tratamiento.

En este número se comentan algunos aspectos de interés, y se informa sobre lo que se sabe y lo que no se sabe sobre los antivíricos y otras medidas.

LOS INICIOS

En marzo de 2009 se detectó un brote de gripe causada por una nueva cepa de virus de la gripe, llamada gripe H1N1/2009, una combinación de virus de la gripe porcina, aviaria y humana. Durante el primer mes se declaró un millar de casos, sobre todo en México, pero es imposible saber cuántos hubo realmente. Se sospecha que la fuente infecciosa fue una granja de más de un millón de cerdos en la localidad de La Gloria, en la provincia mexicana de Veracruz.1 A mediados de junio, después de que el virus se hubiera extendido a más de 70 países y hubiera afectado a más de 30.000 personas, la OMS declaró el grado de alerta de pandemia 6, que refleja transmisión entre personas en varios continentes. La propia OMS advierte que esta declaración no implica que la situación sea grave.

Eficacia de los antivíricos en la gripe


Oseltamivir (Tamiflu®) está aprobado en adultos y en niños mayores de un año para el tratamiento (75 mg cada 12 h durante 5 días) y la profilaxis (75 mg una vez al día durante 10 días) de la gripe estacional. El zanamivir (Relenza®) está aprobado en adultos y niños a partir de 5 años (dos inhalaciones de 5 mg cada una cada 12 h durante 5 días para el tratamiento, y dos inhalaciones una vez al día durante 10 días para la profilaxis). En mayo pasado la EMEA aprobó el uso de oseltamivir en menores de un año en caso de pandemia (véase más adelante y el Cuadro 1).2

En el tratamiento de la gripe estacional la eficacia de oseltamivir y de zanamivir en ensayos clínicos era inicialmente modesta. Administrados durante las primeras 48 horas de los síntomas, reducían la duración en uno a dos días, y en personas con riesgo de complicaciones reducían ligeramente la incidencia de neumonía y la tasa de ingreso.3 En la prevención en personas expuestas (profilaxis postexposición), oseltamivir y zanamivir mostraron inicialmente un efecto preventivo en un 80-85% de los tratados. En la prevención de la gripe estacional, la administración de oseltamivir o de zanamivir evitaría la gripe confirmada en un 67-74% de los tratados.

Sin embargo, desde 2008 se ha podido comprobar que casi un 100% de las cepas de virus de la gripe estacional son resistentes a oseltamivir (pero no a zanamivir, que, aunque también
es inhibidor de la neuraminidasa del virus, actúa por un mecanismo ligeramente diferente; véase más adelante).4-6

El nuevo virus A/H1N1 se ha mostrado sensible in vitro a oseltamivir y a zanamivir, pero resistente a la amantadina y la rimantadina.7 No obstante, la eficacia clínica de oseltamivir y zanamivir se desconoce, tanto para la prevención como para el tratamiento. Además, no se sabe cuánto tardarán en aparecer las resistencias.

Tampoco hay suficientes datos para determinar qué personas tienen mayor riesgo de complicaciones de la infección por el nuevo virus. Se ha dicho que las personas de edad avanzada tendrían más riesgo de complicaciones, tal como sucede con la gripe estacional. No obstante, en pandemias anteriores (por ejemplo, la gripe de 1918-19) las personas de edad avanzada resultaron relativamente indemnes, probablemente porque habían adquirido un cierto grado de inmunidad en ocasión de una pandemia anterior.
La gestación también parece conferir mal pronóstico; no se conocen las causas.

La sombra de las resistencias

Cada año hay tres cepas predominantes del virus de la gripe que circulan en el mundo. La más frecuente en la temporada 2008-09 es una variante de H1N1 conocida como A/Brisbane. Esta
cepa ha sufrido una mutación espontánea que ha causado resistencia al oseltamivir. En cambio, el nuevo virus A/H1N1 se mantiene de momento sensible al oseltamivir y al zanamivir, aunque se teme que se desarrollen resistencias con facilidad.

Cuando este número del Butlletí va a la imprenta ya se han descrito casos de resistencia a oseltamivir en Dinamarca, Hong Kong y Japón.

Oseltamivir y zanamivir inhiben la neuraminidasa, enzima necesaria para la diseminación de los virus de célula a célula. La unión del oseltamivir —pero no la del zanamivir— en el sitio activo de la neuraminidasa requiere que ésta cambie de forma para adaptarse a la molécula de oseltamivir. La actual temporada de gripe se caracteriza por una mutación espontánea en el gen de la neuraminidasa H274Y, que sería responsable de la resistencia al oseltamivir. Esta mutación impide la unión del oseltamivir, pero todavía permite la del zanamivir. Dado que el zanamivir no necesita que la neuraminidasa cambie de forma para fijarse, es más difícil que se desarrolle resistencia a su acción.8

El desarrollo de la resistencia al oseltamivir parece ser independiente de la prevalencia de uso del fármaco. Por ejemplo, en Japón, donde el consumo de oseltamivir supone un 75% del de todo el mundo, hay una baja prevalencia de resistencia.

En cambio, Noruega fue el primer país donde se notificó resistencia, aunque el oseltamivir casi no se utilizaba.9
Por otra parte, las características clínicas de la gripe causada por el virus resistente son similares a las de la infección por virus sensibles, en términos de presentación clínica, gravedad de la enfermedad y grupos de riesgo afectados. La vacunación previene la gripe independientemente de la resistencia a los antivíricos.

Una toxicidad no despreciable

En pacientes tratados con estos antivíricos se han descrito efectos adversos, a veces graves. Sin embargo, en los informes y recomendaciones oficiales sobre el tratamiento de la gripe A/H1N1 raramente se comentan estos efectos.

El zanamivir, que se administra por vía inhalada, se ha asociado ocasionalmente a broncospasmo grave y con deterioro de la función respiratoria, sobre todo en pacientes con asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Los niños y las personas de edad avanzada pueden tener dificultad para utilizar el sistema de inhalación del zanamivir.
El oseltamivir produce trastornos digestivos (náusea, vómitos, dolor abdominal e incluso hemorragia digestiva10) y se han descrito reacciones cutáneas graves (como síndrome de Stevens-Johnson y angioedema), aumento de transaminasas y hepatitis, confusión y convulsiones. La notificación de casos de arritmia (como fibrilación auricular, palpitaciones, taquicardia ventricular o supraventricular) y de trastornos visuales (diplopía y otros) motivó la inclusión de estos riesgos en la información sobre el producto en agosto de 2008.11

También se han notificado casos de muerte súbita durante el sueño y casos de trastornos graves del comportamiento, con resultado de suicidio en dos adolescentes tratados con oseltamivir.12 Estas reacciones inmediatas han sido atribuidas a un efecto depresor central del fármaco. En cambio, las de inicio más retardado, como neumonías, sepsis, hiperglucemia o los síntomas neuropsiquiátricos tardíos, podrían ser debidas a la inhibición de la neuraminidasa humana por oseltamivir carboxilato, metabolito activo del oseltamivir.13,14 La posibilidad de estos efectos graves pesa mucho, si se la compara con su efecto beneficioso modesto en la prevención y el tratamiento de la gripe.

Oseltamivir y zanamivir en gestantes y niños pequeños

En mayo pasado la EMEA hizo públicas unas recomendaciones sobre el uso de oseltamivir en niños menores de un año, y de oseltamivir y zanamivir durante la gestación y la lactancia, en caso de que se declarara una pandemia por gripe A/H1N1 (véase el Cuadro 1).

Mientras estemos en epidemia de gripe estacional, se mantiene válida la recomendación de que oseltamivir y zanamivir no se deberían utilizar durante la gestación, “excepto cuando los efectos beneficiosos para la madre justifiquen el riesgo potencial para el feto”, una expresión poco clara y de aspecto más bien burocrático. En el contexto de situación de pandemia por el nuevo virus de la gripe, no obstante, según la EMEA los datos sugieren que los efectos beneficiosos de estos antivíricos durante la gestación o la lactancia superan los riesgos.

La revisión de los datos disponibles no parece mostrar riesgos adicionales de toxicidad para el feto en mujeres gestantes tratadas con oseltamivir. 15 La red europea ENTIS, de vigilancia de
la teratogenia por medicamentos, mantiene un seguimiento estrecho de las mujeres gestantes tratadas con oseltamivir durante este brote de gripe.

La Sociedad Canadiense de Pediatría16 recomienda el tratamiento para la gripe por el virus A/H1N1 sólo cuando los niños son ingresados en el hospital con esta cepa del virus, y en niños con infección moderada y enfermedad de base (cardiopulmonar, metabólica, neoplasia, inmunodepresión, enfermedad renal, anemia o hemoglobinopatía). Es preciso recordar que esta recomendación no se basa en resultados de ensayos clínicos.

Antipiréticos

No hay datos precisos sobre la eficacia y la seguridad de los analgésicos y antipiréticos en el tratamiento de la gripe A/H1N1. En la pandemia de 1918-19 se describió una letalidad de 1% o
menos en las personas que no recibieron ácido acetilsalicílico, y de 5 a 30% en las que lo recibieron. 17 Sin embargo, no se puede descartar que esto se deba a que las personas tratadas con AAS fueran las que presentaban cuadros más graves, o que fueran las de riesgo inicial más elevado. En todo caso, también falta información sobre esta cuestión.

Aunque el virus es nuevo, los adultos podrían tener alguna protección por inmunidad cruzada con cepas que puedan haber circulado en el pasado. Observaciones recientes sugieren que los adultos de edad más avanzada (mayores de 60 años) muestran cierta familiaridad inmunitaria con el nuevo virus A/H1N1, aunque esto no significa necesariamente que estas personas estén protegidas contra él.18 Esto podría ser debido a que los de más edad habrían estado expuestos a un virus similar en un período anterior y actualmente podrían tener una cierta protección, y explicaría por qué la tasa de incidencia de la enfermedad clínica es más elevada en niños menores de 15 años que en adultos.

Las vacunas contra la gripe estacional usadas en los últimos años probablemente no confieren protección sobre el nuevo virus A/H1N1. No es seguro que se pueda disponer de una vacuna eficaz y segura para el nuevo virus. Esto dependería, entre otros factores, del interés de los fabricantes, de la capacidad industrial de producción, de la obtención de una respuesta inmunogénica adecuada y de la evolución de las mutaciones del virus. Además, fabricar una vacuna para el A/H1N1 amenaza la capacidad industrial de producción de la vacuna contra la gripe estacional.19

Reflexiones

La OMS y las autoridades sanitarias nacionales lideran una respuesta global y muestran transparencia en la vigilancia y los preparativos ante la pandemia. Sin embargo, llaman la atención las declaraciones públicas del género “todo bajo control”, y que no se promueva la necesaria investigación orientada a clarificar las incertidumbres.

Las recomendaciones sanitarias han sido en ocasiones erráticas. Por ejemplo, no se sabe si conviene evitar nuevos casos o bien si sería mejor incluso favorecer la exposición al virus actual, con el fin de sufrir una enfermedad leve que pueda inmunizar ante futuras variantes. Análogamente al inicio del brote se propuso el tratamiento de todos los contactos de los casos
con oseltamivir (Tamiflu®), sin que se haya determinado su eficacia preventiva, y se ordenaron nuevas compras del fármaco. Nos gustaría oír que la OMS o las autoridades locales de salud
proponen protocolos de investigación para evaluar la eficacia, la relación beneficio/riesgo y la evolución de la (previsible) aparición y crecimiento de las resistencias a los antivíricos, así como protocolos de investigación sobre otras medidas, por ejemplo de aislamiento.

Las características de los sucesivos brotes de gripe y pandemias han ido variando. Por tanto, cada brote debe ser evaluado cuidadosamente. Las intervenciones se deben basar en pruebas científicas de la mejor calidad posible, y se debería procurar que no sean alimentadas por intereses políticos, legales, mediáticos, ni por la histeria.

Sería necesario unificar esfuerzos de investigación con el fin de identificar los mejores métodos de prevención y tratamiento. Habría que desarrollar protocolos colaborativos nacionales e internacionales para evaluar la eficacia y la seguridad de las medidas preventivas y terapéuticas que se proponen, porque no se conoce su efectividad a corto y largo plazo.

Cuadro 1. Recomendaciones de la EMEA sobre el uso de antivíricos en niños menores de un año.

Los datos sobre el uso de oseltamivir en niños menores de un año son escasos. Sin embargo, dada la necesidad urgente de hacer recomendaciones para tratar a esta población en caso de pandemia, se aconseja:

• Tratar a los niños menores de un año con oseltamivir, a una dosis de 2-3 mg/kg dos veces al día durante 5 días.
• La profilaxis postexposición de los niños menores de un año se debería considerar de manera muy cuidadosa en cada caso. Si se decidiera prescribir oseltamivir, la dosis debería ser de 2-3 mg/kg una vez al día durante 10 días.
• También se puede utilizar la suspensión pediátrica o la disolución de las cápsulas de oseltamivir para preparar la dosis para los niños menores de un año.
• Los niños menores de un año deberían recibir tratamiento bajo supervisión médica. En caso de pandemia, se debería supervisar por lo menos a los menores de 3 meses.


Bibliografía
1. Fraser C, Donnelly CA, Cauchemez S, et al. Science 2009;324:1557-61.
http://www.sciencemag.org/cgi/reprint/324/5934/1557.pdf
2. European Medicines Agency. CMP Assessment Report. EMEA/CHMP/287662/2009. Londres, 7 de mayo de 2009.
http://www.emea.europa.eu/humandocs/PDFs/EPAR/tamiflu/28766209en.pdf
3. Anónimo. Butll Groc 2006;19:1-4.
http://www.icf.uab.es/informacion/boletines/bg/bg191.06c.pdf
4. Anónimo. Scrip 2009;3428:29.
http://www.icf.uab.es/WebsietesDB/shortcut.asp?refid=85064
5. Weinstock DM, Zuccotti G. JAMA 2009;301:1066-9.
6. European Centre for Disease Prevention and Control. Dades actualitzades a 4 de juny.
http://www.ecdc.europa.eu/en/Health_topics/influenza/antivirals.aspx
7. CDC. Update: Drug susceptibility of swine-origin influenza A (H1N1) viruses, Abril 2009. MMWR.
http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm58d0428a1.htm?s_cid=mm58d0428a1_x
8. Moscona A. N Engl J Med 2009;360:953-6.
9. Dharan NJ, Gubareva LV, Meyer JJ, et al. JAMA 2009;301:1034-41.
http://www.icf.uab.es/WebsietesDB/shortcut.asp?refid=85426
10. Anónimo. Rev Prescrire 2008;28(293):186.
11. Anónimo. Rev Prescrire 2009;29(304):107 (erratum 2009;29(308):476).
http://www.icf.uab.es/WebsietesDB/shortcut.asp?refid=85221
12. Anónimo. Butll Farmacovigilància Catalunya 2007;5:13-15.
http://www.gencat.cat/salut/depsalut/pdf/bfvg042007.pdf
13. Hama R. Int J Risk & Saf Med 2008;20:5-36.
http://www.icf.uab.es/WebsietesDB/shortcut.asp?refid=83340
http://npojip.org/sokuho/published-paperJRS431.pdf
14. Hama R. BMJ 2007;335:59.
http://www.icf.uab.es/WebsietesDB/shortcut.asp?refid=80716
15. Tanaka T, Nakajima K, Murashima A, Garcia-Bournissen F,
Koren G, Ito S. Can Med Assoc J 2009;181:55-58.
http://www.cmaj.ca/cgi/rapidpdf/cmaj.090866
16. http://www.cps.ca/english/statements/ID/H1N1Mexico2009.htm
17. Shimazu T. BMJ 2009;338:1460.
18. Katz J, Hancock K, Veguilla V, et al. MMWR 2009;58:521-24.
http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5819a1.htm
19. Jack A. BMJ 2009;338:1298-9.



Fuente: Instituo Catalan de Farmacologia

Fecha: abril-junio 2009

 

Influencia AH1N1 y terapias alternativas

publicado a la‎(s)‎ 23 jul. 2009 14:26 por Veronica Ferreyro

El antiviral Tamiflu contra la influenza AH1N1 tiene un costo de $26 mil en las farmacias. Sin embargo, la eficacia de este mismo medicamento se puso en duda durante la crisis por la gripe Aviar, de la cual pocos se acuerdan.

En medio de la alerta mundial, en 2007, por la gripe aviaria, el gobierno de Japón prohibió el Tamiflu en adolescentes. La medida se tomó ante una serie de suicidios y alteraciones psicológicas entre varios jóvenes que tenían la gripe y se trataban con él.

Según la agencia EFE (Barcelona) hubo al menos cuatro suicidios y quince muertes de niños relacionados con el fármaco, aunque las autoridades de salud japonesas continuaron apoyando su uso en el resto de la población.

Ese año el farmacólogo y consultor español, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Joan Ramón Laporte, advirtió que el Tamiflu puede producir efectos secundarios como vómitos, náuseas, dolor abdominal, reacciones cutáneas graves, síndrome de Stevens-Johnson (lesiones a la piel y órganos), angioedema (reacciones alérgicas), arritmias y convulsiones.

Aún más, “ahora parece que puede causar trastornos del comportamiento, que han conducido en varios casos al suicidio, especialmente entre los adolescentes”, agregó la agencia EFE.

También la FDA (Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos) decidió recomendar a la farmacéutica suiza Roche, propietaria del antiviral, que advierta la posibilidad de sufrir, “en algunos casos, comportamientos que resulten en serias lesiones, incluida la muerte”.

El Tamiflu fue desarrollado por la compañía farmacéutica Guiled Science –cuyo presidente era el entonces secretario de Estado norteamericano Donald Rumsfeld-, vendió la patente en 1996 a Roche.

Según escribió “American Free Press”, el doctor Joseph Mercola acusó en 2006 a las farmacéuticas ligadas al antiviral, y señaló que la gripe aviar no era más que un engaño promovido por el gobierno de Bush. La farsa de la pandemia aviaria fue “para justificar la compra de millones de dosis de Tamiflu, un fármaco poco efectivo, que de ninguna forma trata la gripe aviar, y que sólo puede, en el mejor de los casos, disminuir el período de tiempo de la enfermedad, contribuyendo a la mutación del virus hacia formas aún más letales”, denunció.

Terapias sin Tamiflu

Para ahorrar dinero en antivirales existen varias opciones. Una es la infusión de Anís Estrellado (ilicium verum). Por lo común la toman los bebés con problemas digestivos. ¿Qué contiene esta planta? Según la revista Discovery Salud, la compañía Roche “se ha quedado con el 90% de la producción de Anís Estrellado, árbol que crece fundamentalmente en China, aunque también se encuentra en Laos y Malasia, y éste es la base del Tamiflu”. Los frutos secos de la ilicium verum, semejantes a una estrella, tienen ácido siquímico, presente en el antiviral de Roche.

Por otro lado, terapias como la acupuntura y la homeopatía fortalecen el sistema inmunológico sin ocupar medicamentos. Carlos Suárez, estudió en la Universidad Europea de Medicina China, en Paris, y opina que esta medicina, que incluye acupuntura, masajes y ejercicios respiratorios, “es una alternativa muy completa” para tratar la influenza.

Según el profesional, estas afecciones son causadas por agentes patógenos externos como “el viento, el frío y la humedad. Se considera que el organismo es agredido por un elemento exterior que perturba e invade la energía vital y el funcionamiento del cuerpo”. En esta categoría se cuentan los resfríos, la gripe, influenza, pulmonía, neumonía, etc.

La medicina china observa los síntomas de la persona y estudia en qué etapa de desarrollo se encuentra la enfermedad. La constitución energética de la persona también influye en el tratamiento, que es personalizado (ver recuadro).

No a la vacuna

El médico homeópata Fernando Santana, presidente de la Sociedad Médica Homeopática de Chile, ha tratado la influenza AH1N1 con buenos resultados. Los pacientes que acudieron a su consulta presentaban “fiebre por sobre 38.5º C, mialgia generalizada, intenso dolor de cabeza, náusea y presión en el pecho, sin compromiso pulmonar. Y, generalmente, con la medicación homeopática evolucionan bien en 24 a 36 horas”, afirma.

El especialista señala que la homeopatía tiene 200 años de desarrollo en Europa. “El medicamento homeopático proviene del reino animal, vegetal o mineral. Las dosis estudiadas son infinitesimales, capaces de neutralizar, estimular o incluso remedar artificialmente ciertas enfermedades”.

Cada paciente recibe la medicación que le corresponde y “cada persona responde individualmente, de acuerdo a su constitución genética, su sistema inmunológico y su esencia. No se puede generalizar, no tenemos un remedio único para todas las personas”, aclara Santana.

“El principio de la homeopatía es dar una sustancia ya experimentada en personas, que remeda los efectos semejantes a la enfermedad”. De esta manera se estimula el sistema inmunológico del paciente. “Para nosotros, ésta es una influenza como las que hemos tratado siempre”, opina el homeópata.

Respecto a una posible vacuna para toda la población contra la influenza AH1N1, el doctor Santana advierte que “los médicos homeópatas somos antivacunas, porque tenemos herramientas terapéuticas que suplen el efecto preventivo mucho más que una vacuna”.

Por otro lado, “hoy existe una cantidad enorme de vacunas alternativas, pero si estimulamos el sistema inmunológico en un niño que no está del todo maduro, puede haber reacciones cruzadas y producir una alteración del sistema inmunológico. También los componentes que traen las vacunas, como los antisépticos, son a base de metales pesados como el mercurio y el plomo”, evalúa Santana.

Recuadro:
Síntomas, clave de la medicina China
Carlos Suárez, dice que los cuadros gripales comienzan con el síndrome Biao Zheng, cuyos síntomas son “calofrío, rigidez de la nuca, dolores musculares generalizados a nivel de musculatura superficial, y goteo nasal con un líquido claro como agua”,. El órgano más afectado en esta etapa es el pulmón, “porque es el responsable de la difusión de la energía defensiva en el cuerpo o Wei Qi”, agrega el terapeuta.

Por tanto, “cuando el pulmón se ve disminuido, la energía defensiva no funciona muy bien”, explica Suárez. Y si el agente externo es fuerte y el estado energético del afectado era débil, el síndrome alcanzará una segunda fase más grave o Yang Ming.

Ésta se caracteriza por inapetencia, náuseas, vómito y fiebre más alta. También se forman mucosidades en el estómago “que se guardan en el pulmón, y se producen las obstrucciones respiratorias por exceso de mucosidades”, advierte Suárez. Por esto hay que comenzar cualquier tratamiento al inicio de la enfermedad.


Por Rocío Munizaga
Fuente: elciudadano.cl

Lo bueno, lo malo y lo naturista

publicado a la‎(s)‎ 23 jul. 2009 13:58 por Veronica Ferreyro   [ actualizado el 23 jul. 2009 15:01 ]

Lo siento decirlo de esta manera, pero la medicación naturista no es ni buena ni mala - es feo, pero las cosas feas tienen valor también. El patito feo, el diamante en bruto, etc Puede ser duro ahora, pero podemos pulir un poco para aprovechar todas las buenas cosas que está disponible. Solo que no vayamos a matar a nadie en el camino, por favor!


Tuve la desgracia de ver a dos casos esta semana, donde los recursos naturales resultaron mal. Uno de ellos era un paciente que tenía una inexplicable hiperpotasiemia.  Él estaba tomando varios suplementos de nutrición, cada uno de los cuales contiene una gran dosis de potasio. Plan: deje de utilizarlos.


El segundo fue un caso de ingestión accidental de un remedio destinado a regular la glucosa en la sangre. Ni el farmacéutico con que he hablado, ni la persona de control de envenenamiento, ni los libros de medicina natural que he consultado sabía que el mecanismo de acción, vida media, efectos secundarios, los niveles de seguridad, o el tratamiento de la sobredosis de este comprimido. Plan de vigilancia y esperar


Ahora, esos son un número menor de casos en una semana que veo sobre medicamentos occidentales que "va mal", sino que damos mucho más occidental de medicamentos occidentales y tratamos con personas que confían en este tipo de medicina, al menos en cierta medida. Hoy en día el farmacéutico me enseñó que muchas reacciones adversas graves de medicamentos del hospital son evitables, aunque el "significativo" (es decir, detectable) que (como un dolor de estómago) por lo general no son evitables. Si supiéramos más sobre medicamentos naturistas, tal vez también podríamos predecir y prevenir algunos efectos adversos graves de las drogas también, sin importar aprovechar el poder curativo que tengan que ofrecer.


Los pacientes han comenzado a preguntarme, "¿cree usted en los remedios alternativos?" ¿Cómo puedo responder simplemente? No es solo un sí o un no. Pero hay algunas cosas que puedo decir:

  1.  Muchos medicamentos sintéticos se derivan de las sustancias químicas que se producen en la naturaleza (por ejemplo, ASA - la corteza de sauce, la insulina - a partir de nuestros cuerpos, la morfina - a partir del opio)
  2.  Si algo es sintético, no significa necesariamente que es seguro (por ejemplo, síndrome de Stevens-Johnson, alergia medicamentosa,)
  3.  Si algo es natural, no significa necesariamente que es seguro, - suena inocente o no (por ejemplo, el arsénico, la hiedra venenosa, o de agua salada de fluidos IV)
  4.  Incluso las cosas  naturales o artificiaes con una prununciacion aterradora pueden tener utilidad clínica (por ejemplo, warfarina - raticida, terapia de radiación)
  5.  Medicamentos, ya sea sintéticos o naturales, derivados, pueden tener efectos secundarios o interacciones peligrosas (por ejemplo, los opiáceos - náuseas y estreñimiento, causando hipopotasiemia HCTZ)
  6.  Con la mayoría de los medicamentos regulados - aquellos con números de identificación de drogas, o Dins - hemos estudiado la seguridad de los medicamentos en animales y seres humanos
  7.  Todos los medicamentos no son eficaces, aunque una selección de los sintéticos y naturales que han recibido el apoyo de los estudios de eficacia (por ejemplo, comprimidos de arándano para infección del tracto urinario, los inhibidores de la ECA para pacientes diabéticos hipertensos)
  8.  Algunos medicamentos sintéticos cuando se toma inadecuadamente puede ser fatal (por ejemplo, acetaminofeno causar cirrosis, sobredosis de TCA, etc)
  9.  Algunas sustancias naturales cuando se toman medicamentos inadecuadamente pueden ser fatales (por ejemplo, hierba de San Juan interferir con inmunosupresores y provocando el rechazo de un órgano trasplantado, el ginseng tomado por una neumonía que se convierte en el shock séptico)
  10.  Medicamentos no reglamentada (generalmente natural) son menos costosos que los regulados, ya que tardan menos tiempo y esfuerzo para desarrollar
  11.  Aunque naturales, los medicamentos naturistas son medicamentos porque se cree que tienen algún impacto en su cuerpo, por lo tanto, cuando un médico de cualquier tipo lo que pide a los medicamentos que estás, por favor díganos sus recetas, sus vitaminas, sus suplementos naturales, y sus drogas recreativas.

Supongo que eso significa que estoy en favor de la regulación. A costa del riesgo de los suplementos naturales cada vez más, por lo menos vamos a saber que son seguros, que trabajan, y sean capaces de asegurar lo que está en la etiqueta en la botella.


* Nota: la información del paciente y se cambia omitido para proteger la confidencialidad



Fuente: Dr. Ottematic

Fecha: 20 julio 2009

Reporte: Jaoette


1-10 of 23

Comments